Oración a San Antonio de Padua para encontrar objetos perdidos

¿Te gustaría conocer una oración a San Antonio de Padua? Perdiste algo valioso, un ser querido no aparece, algo que te costó mucho trabajo se extravió , está oración poderosa te ayudara, solo ten fe en Dios y el hará el resto.

¿En qué se basa esta oración?

Es una oración muy particular la cual tiene sus orígenes populares, pero también se pueden encontrar en el “si quaeris miracula” que por lo general se conoce como “sequeri” la cual es una de las oraciones más conocida y la que más se recita en el mundo.

La misma se trata de un responsorio latino que es en honor a San Antonio, en especial para pedir encontrar objetos perdidos. Cuando levantamos una oración con mucha fuerza y fe, permitimos que ese Santo a quien le estamos pidiendo, escuché nuestra petición y nos brinde su ayuda, pero esto solo ocurre cuando le oramos de todo corazón, con verdad y mucha fuerza, de esta manera el sabrá que ese ruedo es auténtico.

Es preciso recordar que las veces que se hace una oración se debe concluir dando las gracias, por el favor que se ha realizado, se debe ser una persona constantemente agradecida con el santo que te solucionó el problema, ahora bien, cuando se ora por algún objeto perdido está oración se dirige a San Antonio de Padua.

A continuación, te daremos una oración para solicitar ayuda de San Antonio de Padua para buscar algo que tengamos perdido, bien sea documentos de importancia, algún objeto o incluso la fe.

Oración a San Antonio de Padua para encontrar objetos perdidos

Glorioso San Antonio, tú qué ejerces el divino poder de encontrar lo que se había perdido, ayúdame a encontrar nuevamente la gracia de Dios, hazme celoso en el servicio de Dios y en vivir las virtudes, ayúdame a encontrar lo que estaba perdido y así mostrar la presencia de tu bondad (un Padre Nuestro y un Ave María, Gloria)

San Antonio, venerado siervo de Dios, eres famoso por tus méritos y tus grandes milagros, ayúdame a encontrar las cosas pérdidas, danos tu ayuda en las pruebas e ilumina nuestra mente en la constante búsqueda de la voluntad de Dios, ayúdanos a encontrar nuevamente la vida de la gracia que nuestro pecado destruyó y condúcenos a la posesión de la gloria que nos prometió nuestro Salvador Jesús, te lo pedimos pro nuestro Señor.

Amén.