Oración sangre de Cristo por los hijos

Oración sangre de Cristo por los hijos

¿Tienes problemas en casa por el comportamiento de tus hijos? Puede que hayas intentado imponer tu autoridad de distintas maneras pero nada funciones. Desde llamados de atención, premios por buen comportamiento o castigos severos, y no parecen cambiar las cosas. Sin duda, el Creador de la familia es el mejor ayudante para estos casos.

La oración sangre de cristo por los hijos es una manera de acercarte a Dios a través de su Hijo amado. Esta plegaria tiene muchas aplicaciones relacionadas con el bienestar de los hijos y la familia en general. Descubre todo lo que puede hacer por ti cada plegaria dirigida al sacrificio redentor de Cristo.

¿Para qué sirve esta oración?

La oración de la sangre de cristo por los hijos es una forma de ayudar a mejorar la conducta desenfrenada de los más jóvenes. Muchas personas que ya han orado así afirman que sus peticiones son escuchadas con rapidez. En ocasiones, la desobediencia de los hijos está causada por una amistad indeseable, problemas en la escuela, o con otros familiares. Con esta oración podrás:

  • Identificar el problema y darle solución: Si la rebeldía es generada por la influencia de alguien más, la sangre de Cristo y su poder te lo revelan. Puede que en una conversación con tus hijos, o de alguna manera inesperada. De la misma manera, tendrás la capacidad de controlar la situación y sacar a tu hijo de ese mal camino.
  • Amansar el carácter rebelde: En algunos hijos, la rebeldía forma parte de su personalidad. Es común verlo hasta en niños pequeños, y si estos crecen con esta conducta, la situación empeora poco a poco. Al orar a la sangre de Cristo y pedir templanza, esta ira reprimida se contiene y canaliza sanamente.
  • Proteger a tus hijos de peligros desconocidos: Si a tu hijo le han colocado algún maleficio para perjudicar a la familia, puede causar este comportamiento rebelde. Apartar lo malo es urgente en estos casos. Ora y suplica a la sangre de Cristo para que tu hijo entregue su vida a Dios y se libre de todo mal.
Oración para bendecir a los hijos con la sangre de Cristo
Oración para bendecir a los hijos con la sangre de Cristo

Oración para bendecir a los hijos con la sangre de Cristo

Cada caso de familia es especial, sobre todo en lo que concierne a los hijos. Por eso, es necesario tener la oración más apropiada para los motivos correctos. La fe es un don divino que debe ir acompañado de las palabras sinceras y sentidas que salen del corazón. Los padres que quieren una oración sangre de Cristo por los hijos para bendecirlos le elevan así sus súplicas:

“Jesús, amigo de los niños, durante tu vida en la tierra, los llamaste tiernamente para ti.

Ahora te traemos a este pequeño niño que deseamos dedicar a tu Preciosa Sangre.

Te pedimos que cubras a (nombre del niño) con tus bendiciones y con los méritos de tu Sangre preciosa para que él / ella pueda perseverar en la gracia de su bautismo que lo convierte en un hijo de Dios.

Oh Jesús crucificado, (nombre del niño) un refugio en tus santas heridas. Escóndelo en la apertura de tu Sagrado corazón.

Que él / ella nunca tenga la infelicidad de desagradarlo.

Te dedicamos a ti, Jesús, y a tu sangre divina este niño para que él / ella pueda permanecer fiel a tu Espíritu Santo, quien vive en él y desea llevarlo a la santidad de la vida.

A través de tus manos, Oh Virgen Inmaculada, ofrecemos a (nombre del niño) a tu Hijo Jesús.

Te pedimos, santa Madre, que rodees a este niño con el amor de tu corazón maternal.

Te pedimos, Jesús, que bendigas a este niño para que en esta vida él / ella sea la alegría de sus padres, y en el cielo conozca la alegría de los bienaventurados que cantan para siempre la misericordia de tu Sangre Redentora.

Amén”.

“Señor Jesús, en Tu Nombre, y con el poder de Tu Sangre Preciosa sellamos toda persona, hechos o acontecimientos a través de los cuales el enemigo nos quiera hacer daño.

Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos toda potestad destructora en el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego, debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas de la naturaleza, en los abismos del infierno, y en el mundo en el cual nos moveremos hoy.

Con el poder de la Sangre de Jesús rompemos toda interferencia y acción del maligno.

Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares y lugares de trabajo a la Santísima Virgen acompañada de San Miguel, San Gabriel, San Rafael y toda su corte de Santos Angeles.

Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos nuestra casa, todos los que la habitan (nombrar a cada una de ellas), las personas que el Señor enviará a ella, así como los alimentos, y los bienes que El generosamente nos envía para nuestro sustento.

Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos tierra, puertas, ventanas, objetos, paredes y pisos, el aire que respiramos y en fe colocamos un círculo de Su Sangre alrededor de toda nuestra familia.

Con el Poder de la Sangre de Jesús sellamos los lugares en donde vamos a estar este día, y las personas, empresas o instituciones con quienes vamos a tratar (nombrar a cada una de ellas).

Con el poder de la Sangre de Jesús sellamos nuestro trabajo material y espiritual, los negocios de toda nuestra familia, y los vehículos, las carreteras, los aires, las vías y cualquier medio de transporte que habremos de utilizar.

Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos, las mentes y los corazones de todos los habitantes y dirigentes de nuestra Patria a fin de que Tu paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.

Te agradecemos Señor por Tu Sangre y por Tu Vida, ya que gracias a Ellas hemos sido salvados y somos preservados de todo lo malo.

Amén”.

Oración a la sangre de Cristo por los hijos rebeldes

En las plegarias que se elevan ante Dios y los santos se conjugan muchos deseos y necesidades. A la hora de orar, es importante enfocar las peticiones y hacerlas de forma concreta. Es comprensible que esto no suceda cuando la rebeldía o desobediencia de los hijos nos agobia.

Cierto es que Dios conoce todos nuestros pensamientos, pero se alegra de que se los expresemos con confianza y claridad. A esta se le conoce como oración a la sangre de Cristo por los hijos rebeldes y te ayudará a lograrlo:

“En el Nombre, y bajo la Autoridad de Jesucristo, el Señor, ato todo principado, poder y fuerza espiritual del Mal, en las regiones de maldad, que están influenciando a: (mencione los nombres de sus hijos…).

Esa influencia contra ellos, queda cancelada, por el Poder de la Sangre de Jesucristo, el Señor. Ato, y rompo, en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y con el Poder de su Preciosa Sangre, los espíritus de hechicería, ocultismo, satanismo, rechazo, suicidio, ira, odio, resentimiento, amargura, orgullo, miedo, decepción, incredulidad, esquizofrenia, sensualidad, sexualidad, lujuria, obsesión, adicción, manipulación mental, comportamiento compulsivo, falta de perdón, soberbia, drogas, alcoholismo. Ato esos Poderes, y los poderes de la música rock, y de chatear por el Internet, y los espíritus que contiene el Internet.

Declaro que están anulados por completo en la vida de mis hijos. La ceguera que el Enemigo ha puesto en mis hijos, debe irse, en el Nombre de Jesucristo el Señor. Mis hijos van a ver la Luz del Evangelio de Jesús, para que sean enseñados por El, y se multiplicará su paz.

Padre Celestial, Creador de todas las cosas, te doy las gracias por el regalo que nos has dado en nuestros hijos, te pido que mandes Ángeles que los guarden, y los protejan en todos sus caminos. Te pido que proveas para ellos amigos cristianos, que puedan ayudarlos con buenos consejos y buenas influencias.

Dios, que maravilloso privilegio y responsabilidad es ser padre; ayúdanos a discernir cuando mis hijos necesitan de nuestras Oraciones y ayuda. Danos Sabiduría, para ser los padres que debemos ser, y ayúdanos a ser comprensivos con ellos.

Padre Santo, permite que nuestros hijos cumplan el Plan que tú has diseñado para sus vidas.

Que el Espíritu de Dios, Espíritu de Sabiduría, Espíritu de Inteligencia, Espíritu de Consejo y Poder, Espíritu de Conocimiento, y sobre todo, Espíritu de Temor de Dios, repose sobre ellos.

Nosotros depositamos en tus divinas manos, a nuestros hijos, y te agradecemos por amarlos más de lo que nosotros los amamos, y les darás un futuro de Esperanza.

Amén”.

Oh Padre mío, vengo a ti a rogarte y suplicarte que oigas mi voz, estoy angustiado, intercede para que mi hijo se aleje de las malas compañías y no caiga en el consumo de drogas, alcohol, se incorpore de nuevo al colegio, te lo pido de todo corazón por el poder de la sangre de Jesucristo, Señor conviértelo de nuevo en un hombre de bien.

Señor, Padre celestial, purifica el alma de nuestro hijo, límpialo del mal, del odio, de resentimientos, temores, angustias, soledad, tristeza y dolor… a través de tu sangre, te pedimos que lo transformes en un ser que ama al prójimo, alegre, tranquilo, amable, sin miedo, que transmita amor, sin angustias, moldéale el espíritu protégelo con tu preciosa sangre.

Dios misericordioso, Tú que todo lo sabes, que todo lo ves, danos sabiduría por ser los padres que somos y deseamos ser mejores, ayúdame a ser comprensivo con mi hijo, sabemos la edad que tiene y es cuando son más inquietos y/o rebeldes.

Oh, bendita sangre de Jesucristo derrama Jesús, sobre nuestro hijo, tu sangre bendita y purificada, para que esta le de fortaleza.

Te lo pido desde lo más profundo de mí ser.

Amén.

Oración de sellamiento a la sangre de Cristo por los hijos

Si lo que quieres es que tus hijos rebeldes abandonen toda práctica maligna, deberás orar con muchísimo fervor. Estos casos difíciles a veces requieren de una obra espiritual mayor, que solo puede ejecutarse con el poder de Dios.

“Si tu mayor deseo es que la sangre de Cristo los proteja y los guíe hasta el camino religioso, necesitas pedir así:

Señor Jesús, te invoco con todo mi amor para que a través de la preciosa sangre que derramaste por nosotros:

Selles a mis hijos (nombres).

Selles sus cuerpos y sus mentes, su salud física y mental, su vitalidad y su energía.

Selles los caminos por los que transiten y los vehículos en los que se muevan, para que lo hagan solo por lugares seguros.

Selles sus compañías y sus relaciones, para que sean las más sanas, armoniosas y enriquecedoras.

Selles sus proyectos, sus trabajos, sus negocios y finanzas, para que sean siempre prósperos.

Selles su casa, su hogar, los lugares que visiten, para que estén protegidos con el círculo de tu preciosa sangre. Selles sus enemigos, para que se alejen para siempre.

Selles su integridad física, para que sean invisibles ante cualquier fuerza maligna que pueda dañarlos.

Selles su amor a Dios, para que siempre esté presente en sus corazones y actúen en consecuencia.

Selles su pasado, para que se rompa cualquier atadura, o mala consecuencia de los actos de sus antepasados. Selles su presente, para que sepan vivir felices, en paz y con la presencia de Dios en sus vidas.

Selles su futuro, para que les depare cosas buenas.

Amén”.

“En el Nombre de Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, sello y protejo, con el Poder de la Sangre, de Jesucristo el Señor, a: (nombre de los hijos), y le pido a Dios Padre Todopoderoso envíe a la Virgen Santísima y su esposo san José, a sus Ángeles, Arcángeles y Santos del Cielo para que los guarden, custodien y alejen de todo mal, de toda necesidad y toda adversidad, para que los asistan y guíen en sus caminos y no permitan que reciban mal alguno.

Los sello y los protejo, con el Poder de la Sangre Preciosísima de Jesucristo nuestro Señor, de todo accidente, de todo peligro y catástrofe natural. Los sello con el Poder de Preciosa Sangre de Jesús, que está realmente presente en la Sagrada Eucaristía, de toda enfermedad, dolor y padecimiento físico.

Los sello y protejo con el poder de la Sangre Salvadora que derramó Jesucristo para nuestra redención de todo enemigo del cuerpo y del alma de toda persona, hechos o acontecimientos a través de los cuales el enemigo quiera hacerlos daño.

Oh mi Señor Jesús, por tu Sangre derramada valiente y generosamente en la Santa Cruz, te ruego limpies y purifiques a mis hijos (nombrarlos); selles su alma cuerpo y espíritu, su mente, corazón y vida para que ganen todas las batallas contra el mal, te ruego les des fuerza, salud, defensa y auxilio en todo momento y sobre todo en cualquier mala situación.

Amén”.

“En el Nombre de Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu Santo, sello y protejo, con el Poder de la Sangre, de Jesucristo el Señor, a: (nombre del hijo), sello su conciente, inconsciente, subconsciente; ser físico, ser biológico, psicológico, material, y espiritual.

Los sello y los protejo, con el Poder de la Sangre Preciosa, de Jesucristo el Señor, de todo accidente, dentro y fuera de la escuela o trabajo, de cualquier atropello, al cruzar calles o avenidas; de alcoholismo, tabaquismo, drogadicción, sexualidad, sensualidad, lujuria, obscenidad. Cuídalo porque eres todo poderoso y estás siempre que te necesitamos.

Los sello y los protejo, con el Poder de la Sangre de Jesucristo, el Señor, de sufrir algún secuestro, o de la enfermedad, cualquiera que ella sea; de sufrir algún robo, abuso de autoridad, por parte de cualquier maestro, o abuso de cualquier compañero; de riñas dentro y fuera de la escuela, o de su trabajo.

Amén”.

Oración de sellamiento a la sangre de Cristo por los hijos
Oración de sellamiento a la sangre de Cristo por los hijos

Preguntas frecuentes

Estas son algunas de las dudas que se hacen los que deciden orar a la sangre de Cristo por el bien de sus hijos y para resolver problemas de rebeldía. Quizá estés en un momento crítico en el que tu fe se ha resentido, y estas respuestas puedan ayudarte:

¿Por qué orar a la sangre de Cristo por lo hijos?

La oración sangre de Cristo por los hijos es una de las más poderosas para aplacar la rebeldía y la desobediencia. Tiene un efecto impresionante, sin importar si tus descendientes son niños o adultos jóvenes, incluso vivan o no en casa. Dios dejó que su Hijo muriera para darle la oportunidad hasta a los más pecadores. Por eso, orar a la sangre derramada de Cristo apela a la misericordia infinita de Dios, recibiendo ayuda y respuesta amorosa de El.

¿Qué importancia o poder tiene la sangre de Cristo?

La sangre de Cristo imparte la fuerza para enfrentar cualquier dificultad, pues fue derramada por el Hijo de Dios. A través de ese sacrificio que realizó, la humanidad puede obtener el perdón de los pecados. La misericordia de Dios es extendida gracias a la sangre de Cristo, que es el precio que pagó para rescatarnos a todos.

Si esto es así para el mundo entero, lleno de pecados, más poder ejerce en la familia. Siendo Dios y Cristo tan unidos como Padre e Hijo, entienden el sufrimiento de los progenitores por la rebeldía de alguno de sus descendientes. A través de la oración a la preciosa sangre de Cristo y sus variantes, es posible encontrar la paz que tu hogar tanto necesita.

¿Cómo ayudará la oración a la sangre de Cristo para los hijos rebeldes?

De forma gradual podrás notar que el comportamiento desafiante de tus hijos va disminuyendo. La ira, la desobediencia y el resentimiento se aplacan debido al poder de la sangre de Cristo sobre ellos. La fe que has demostrado mientras oras se reflejará en un deseo creciente por acercarse a la Palabra de Dios. Y toda la familia recobrará la paz y la alegría que la caracterizaba.

¿Puedo orar a la sangre de Cristo sin ser cristiano?

Cristo murió para perdonar los pecados de todas las personas, sin distinción alguna. Pero es innegable que para que las plegarias tengan efecto, se requiere de fe verdadera. Por eso, aunque no seas cristiano, puedes orar a la sangre de Cristo por tus hijos. Además de eso, lo mejor será que conozcas más de su vida y ministerio para acrecentar tu confianza en él.

¿Cuánto tiempo dejarán de ser rebeldes mis hijos al orar a la sangre de Cristo?

Cada vez que ores, el poder de la sangre de Cristo cubrirá a esos hijos que tanto amas. Por eso, la súplica debe ser una ofrenda espiritual constante en tu vida, para ver cambios permanentes. Sin embargo, si hay un asunto puntual que los hace rebeldes y deseas eliminarlo de sus vidas, es importante especificarlo en tu plegaria. Podrás dejar de orar después de que el problema se haya resuelto o dirigirte a otros santos.

La oración al Hijo amado para el bienestar de la familia

Disfrutar de buenos momentos junto a una familia unida y feliz es muy reconfortante. Tener una hermosa relación con los hijos, pequeños o grandes, satisface el sentido de realización paternal. La oración a la sangre de Cristo por los hijos es una herramienta de fe infalible que te devolverá la tranquilidad.

No dejes de expresar tu fe con confianza a través de estas poderosas súplicas. Verás que Dios intercede por tu bienestar familiar, siempre que perciba en ti el profundo amor que tienes hacia tus hijos. Y la felicidad que viene de lo divino es la que realmente hace pleno al ser humano.

Subir