Oración para pagar deudas y atraer la prosperidad

Las deudas están terminando con tu vida? Pide a Dios y él proveerá con esta oración milagrosa atraerás la prosperidad y tranquilidad que necesitas en tu vida.

¿En qué se consiste esta oración?

Cuando tenemos deudas solemos andar estresados y con una constante angustia, puesto que puede ocasionar muchos problemas a nivel psicológico y económico, la paz interior se ve afecta, la armonía y la tranquilidad con los seres que tenemos alrededor. Por eso tenemos que orar para que se nos abra las puertas y que el dinero se pueda multiplicar para el alivio de los problemas.

La siguiente oración es para aquellas personas que están pasando por momentos difíciles en la parte económica y que de alguna manera necesitan desahogar y así poder saldar dichas deudas.

Oración para pagar deudas y atraer la prosperidad

Amado y Eterno Señor, hoy vengo ante ti para que me brindes tu ayuda en cuanto a las situaciones difíciles que estoy atravesando, y tengo la fe de que con esta oración voy a encontrar la respuesta que necesito para la solución a este problema.

Te pido que escuches mi ruego porque estoy afligido (a) y desesperado (a) por las deudas, por la falta de dinero que tengo en estos momentos, mi angustia cada día se hace más fuerte al nivel de no dejarme dormir con tranquilidad.

Señor derrama tus bendiciones sobre mi vida para que el dinero que hago diariamente trabajando se multiplique, en estos momentos me veo en la obligación de necesitar más para poder cubrir mis necesidades y las de mi familia, no permitas que sigamos como barco a la deriva Señor.

Dame la iluminación para poder tomar las decisiones de manera correcta, y que la sabiduría se apodere de mi mente, y así concluir esta situación la cual es incómoda y que envuelve también a mi familia.

Gracias por escuchar mi súplica, agradecido (a) por tu infinita misericordia para con nosotros y anhelo de todo corazón que podamos recibir tu ayuda. Gracias por habernos brindando tu protección, bendición todos los días de nuestra vida, gracias por escuchar mis plegarias, en el nombre de Jesús de Nazaret.

¡Amén!