Oración para aumentar la prosperidad y las ventas de tu negocio

¿En qué se basa esta oración?

Si tienes a tu disposición un negocio es considerado ya una bendición de Dios para tu vida y los tuyos; un negocio viene siendo la señal de una buena fortuna, no obstante, implica lidiar con envidias, esforzarte más y sacrificar algunas cosas de tu cotidianidad porque se debe atender el negocio, porqué dependiendo del empeño que le coloques puedes sacar adelante tu familia y darle una mejor calidad de vida.

No existe ninguna fórmula mágica para que los clientes vengan a ti en abundancia, pero no debes olvidar que para Dios nada es imposible y pidiendo su ayuda puede solventar muchos inconvenientes. Mediante la siguiente oración podrás obtener muchas más clientes de lo que te imaginas.

Oración para aumentar la prosperidad y las ventas de tu negocio.

Majestuoso Padre Celestial, en esta mañana vengo a implorarte por tu inmensa misericordia que te rebosa que le des la bendición a mi negocio todos los días, e intercedas para que el mismo sea atractivo y vistoso ante las personas, que esté en boca de mucha gente y que llamé la atención para que de esta manera se multiplique mis clientes.

Dios tú ves a través de mi alma, y juzgas en ella si existe alguna maldad u egoísmo y si por el contrario se encuentra llena de ansiedad.

Te Pido Padre Amado que envíes a las personas hacia mi negocio por eso hoy lo pongo en tus manos, para que sea tu voluntad y no la mía.

Dios y Señor Nuestro, dame tu bendición en este día para tener la dicha de ver mis expectativas cumplidas, que hoy el día sea muy productivo, que se me haga difícil cerrar porque la abundancia de clientes no se puede parar hasta que mi mercancía se agote.

Tú sabes padre amado que no soy amante del dinero que mi amor es para ti y para mi familia, pero por favor intercede para que pueda tener un poco de suerte para sacar mi negocio adelante, porque de allí provienen el pan diario para el sustento de mi familia u así no sufrir las desdichas de la perdida

Bendice y haz tu voluntad.

¡Amén!