Oración para pedir perdón a Dios por nuestros pecados diarios

¿En qué se consiste esta oración?

Todos sabemos que Dios tiene una gran misericordia para con nosotros, una maravillosa bondad y nos brinda su ayuda pídesela por medio de esta oración de sanación, por más pecados que comentamos porque siempre está dispuesto a perdonarnos, Él nos anima y nos da la fuerza para levantarnos y seguir por el camino del bien. Aquí traemos una oración poderosa para pedirle perdón a Dios y para que nos libre de todo mal que nos esté rondando.

Ten en cuenta que estas oraciones milagrosas nos llegan de varias partes de la Latinoamérica, personas de gran fe que les ha funcionado, comparten con nosotros su conexión con Dios.

Oración para pedir perdón a Dios

Oh Señor, Rey de reyes tú eres luz infinita de misericordia y bondad, hoy vengo postrado (a) a tus pies y sin poder levantar mi cara ante ti por la vergüenza que hora siento, a causa de mi pecado. Por cada ofensa que te ocasiono, por faltarle a mis hermanos, como también dejar de otros y agradecerte

Hoy vengo ante ti Padre Santo de la Gloria, a pedir que me perdones, ya que ti misericordia es eterna e infinita, tu amor siempre está presente, así como tú amor fraterno y la entrega sin condiciones.

Tengo la fe de contar con tu perdón, siento liberación en mi alma, que traía agobiada por tanta carga y fuerte travesía, de todo lo que me envolvía, pues solo estaba pensando en las cosas del mundo

Oh Grandioso Padre Celestial, este ruego lo dirijo a ti en este momento, donde solo me hace falta tu bendición y perdón, ayúdame a sentir gozo en mi corazón, quiero que sentir tu presencia santa, quiero cantar, cantar de gozo y alegría, porque tú me has perdonado, porque mi fe está creciendo.

Porque no tengo dudas en seguir tu camino, porque puedo mirar con compasión a mi hermano, tengo unos buenos sentimientos, en tus manos entrego mi vida Señor, rogándote una ve más que me concedas tu perdón, de todo lo malo que he cometido y pueda alabarte proclamándose con voz viva. Sé que estoy en tí, sé que me amas y me arrullas en tus hermosas manos.

¡Amén!