Oración a San Miguel Arcángel en contra de la envidia y Maldad.

San Miguel Arcángel derroto a Satanás, arrojo al gran Dragón y sus ángeles malignos del cielo por relevarse, con esa oración poderosa pide a San Miguel Arcángel ayuda para derrotar a la maldad que te rodea.

¿En qué se consiste esta oración?

Esta oración que va dirigida a San Miguel Arcángel para que nos proteja de los enemigos, de la maldad y envidia, con el colaboran una diversidad de aliados para contribuir con la humildad, entendimiento, paz, bendiciones y amor, tanto a ti como a tu espíritu.

Al recitar está oración estarás libre de todo mal, de las tentaciones del enemigo de toda envidia, humillación, abuso, celos, racismo, hechicería, opresión y de todos los males existentes.

Arcángel te guiará por los senderos de la vida desde que naces, tu infancia, adolescencia, adultez, vejez y muerte puesto que él te llevará a las puertas del cielo

La siguiente oración te protegerá de toda maldad, envidia o de cualquier enemigo

Oración a San Miguel Arcángel en contra de la envidia y Maldad.

Oh Grandioso San Miguel Arcángel eres el más cercano a la Santa Trinidad, eres un defensor celestial, en cual no tiene derrotas, eres el icono de las peleas y la gloria victoriosa sobre la maldad.

Eres nuestro arcángel tan limpio y perfecto mantennos con valor y firmeza contra las problemáticas que se nos presenten en el camino, para que de esta manera llegar a la pureza interna. Danos orientación y llevamos salvos y sanos por los caminos, protege nuestras vidas de noche y de día.

Te rogamos que nos ayudes; de la mano de los serafines regálanos la dicha de abandonar nuestro pecados y llena nuestros corazones del gran amor de Dios.

De la mano de los querubines, protégenos de los robos, de las tentaciones, insinuaciones e incitaciones que el enemigo tenga preparado y dale pureza a nuestra alma con tu manto de humildad.

De la mano de los tronos no permitas que seamos servidores o los espíritus malvados nos controlen de las corrupciones, abusos, opresión de la brujería y hechicería, danos la dicha de sabes usar nuestros sentidos a la perfección y ayúdanos a corregir las malas mañas.

De la mano de las Dominaciones; danos sabiduría, entendimiento y cuida nuestra fe,

De la mano con los Poderes escuchas mis ruegos, regálame una actitud amable para ser honesto y serviciales con los demás

De la mano de las Virtudes, danos liberación ante los enemigos, de blasfemia, vergüenza, falsas palabras de envidiosos, de las desgracias y de todo mal que me viera y atormente

De la mano de los Principados danos luz y el deseo de desatarnos de enfermedades, tanto mentales como física, pero más aún de las espirituales. ¡Amén!

Subir