Saltar al contenido

Milagros divinos de Santa Filomena que asombra a los médicos

[Total:8    Promedio:5/5]

La Santa Filomena fue una mujer devota de Jesucristo, que dedicó toda su vida a la asesoría y practica del temprano cristianismo. Era la primogénita y única hija de dos príncipes griegos; pero gracias a sus inclinaciones religiosas, sufrió tiempos difíciles a manos del emperador romano Cayo Aurelio Valerio Diocleciano Augusto, que gobernó en los años 244-311. A este dictador romano lo conocían por ser una persona despiadada y atea; pues, una de las más grandes características de su gobierno fue la terrible persecución a los devotos de Cristo que surgió en la segunda mitad del siglo IV bajo su mandato.

¿Para qué sirve la oración a Santa Filomena?

La santa tiene el poder suficiente para hacer realidad los mayores anhelos de sus siervos tal como si fuera obra de un ente sobrenatural. Es de gran importancia poder llamar captar su atención, y las personas que lo logran son aquellas que dedican el tiempo necesario a rezar día tras día, depositando toda su fe en las palabras y promesas de Santa Filomena, únicamente esas personas gozaran del privilegio que sean escuchadas sus necesidades y peticiones más íntimas.

Los resultados que se obtienen con esta santa son más que gratificantes. Ella actúa como una intercesora ante el trono divino buscando nuestro consuelo y oyendo todas nuestras suplicas para escucharnos, consolarnos y protegernos de todas las circunstancias que sobrepasen nuestros límites como humanos.

Milagros de Santa Filomena

A continuación, tenemos los milagros de la mano de Santa
Filomena:

María Luisa:

María Luisa y Gil son nativos de la Habana, cumplió 59 años el 19 de agosto de 1974, y experimentó una situación que sólo se podía explicar con la ayuda de la santa: A los 11 años de edad, Gil se encontraba en el colegio, el cuál le pertenecía a su familia; en ese tiempo, se encontraba en el sexto nivel de educación primaria.

Un día, una compañera que sufría de obesidad estaba muy emocionada saltando en el patio, cuando de repente se tropieza y al caer todo su peso se concentra en el dedo gordo de uno de sus pies. El impacto del golpe fue tan fuerte que casi le destrozó el dedo; sin embargo, lo más notable de la situación era la abundancia de sangre. La herida fue empeorando, hasta mostrarse síntomas de gangrena.

Cuando estaba en reposo, el doctor le dijo a su madre que si el dedo seguía igual iba a ser necesario amputarlo antes de que los efectos de la gangrena se extendiesen hacia los otros. Esa misma noche, su tía fue y le contó sobre Santa Filomena, incluyendo todos los milagros que esta le había concedido.

Santa Helena fue aquella mujer encargada de encontrar las reliquias de Jesús, destinadas a su conservación. Dedicó toda su vida a luchar con la finalidad de transformar a los demás, instruirlos en la religión cristiana y convertirlos en devotos de ...
Leer Más
Generalmente se dice que uno de los arcángeles con más relevancia por sus acciones de sanación es el Arcángel Rafael, él es el patrono de los médicos y de todos los temas que estan relacionados en el ámbito de la ...
Leer Más
¿Te gustaría conocer una oración para pedir bendiciones para el hogar? De responder afirmativamente ¡Te invitamos a leer las siguientes líneas! ¿En qué se consiste esta oración? Normalmente, las familias se reúnen para pedir bendiciones para el hogar, con la ...
Leer Más
¿En qué se consiste esta oración? Por lo general cuando una persona busca fervientemente a Dios es por una causa muy fuerte y normalmente es por enfermedades, nos acercamos para que en su infinita misericordia nos regale la sanación En ...
Leer Más

Tal como le recomendó, Gil empezó a rezar, pidiendo por los órganos de su cuerpo. Cuando el doctor fue a revisar el pie a primera hora de la mañana, el dedo que debían amputar se encontraba en un óptimo estado. El dolor fue aliviado y el tamaño disminuyó enormemente. Toda la familia estaba contenta por los resultados.

El impresionante milagro de Letizia:

Accurzo Letizia actualmente tiene 20 años; nació el 15 de abril del 1999, en Bosgaro, Avellino. Esta joven relata la historia de cómo, gracias a Santa Filomena, pudo resolver aquello que la atormentaba y frustraba a los siete años de edad cuando, según ella, dejó de ser normal, para convertirse en alguien completamente denigrada por la sociedad:

Cuando tenía 7 comenzó a presenciar dificultades para caminar, y siguieron apareciendo hasta que quedó inmóvil. Los médicos la revisaron y diagnosticaron una parálisis infantil irreversible; tanto los tratamientos médicos como los remedios caseros eran totalmente inútiles.

En medio de la frustración y desesperanza, llegó un rayo de luz. Ella recuerda que su madre la había llevado al Santuario de Santa Filomena en Mugnano del Cardinale. Ahí expresó su devoción y entregó toda mi fe a su nombre. Unos días después empezó a sentir los dedos de sus pies, toda la familia se emocionó y los doctores aceptaron que fue un milagro. Desde entonces no ha tenido dificultades para caminar.