Glorioso San Alejo, gracias por escuchar mi ruego, sé que la Gloria es de Dios, y tú eres un ángel noble y dulce, a quien habla con el corazón en la mano. Ya mi petición fue hecha y ya estoy comenzando a ver los resultados. Gracias por estar siempre presente

Responder